La mejor forma de evitar la realización del fraude consiste en la existencia de una serie de controles que cumplan dos labores fundamentales:
• El aviso temprano de que puede estar produciéndose una situación anómala que tal vez convenga analizar en profundidad.
• La dificultad añadida que tiene la persona que quiere cometer el fraude cuando conoce que hay una serie de alarmas que pueden activarse, aunque no sepa cuáles son.

Podemos dividir los fraudes en función de su tipología:
1. ADMINISTRATIVOS
2. INFORMATICOS
3. CONTABLES
4. OPERATIVOS

En este artículo vamos a centrarnos en los Administrativos, y en que indicadores podemos utilizar para detectar fraudes o situaciones anómalas.

Dentro de los fraudes Administrativos, podemos agrupar …….seguir artículo

 

Colaboración con:

logo-gp

 

 

Anuncios